Consejos para prevenir la caries

Proclinic · 10/10/2017

Tengo caries. ¿Cuántas veces hemos oído esta frase?, pero, ¿sabemos realmente qué es una caries?

La caries es un deterioro del diente producido por los ácidos de las bacterias. Estos ácidos provocan el reblandecimiento de los tejidos duros dentales y la destrucción irreversible del diente. Si dejamos que vaya avanzando, va profundizando hacia el interior del diente.

¿Cuándo puede salirnos la primera caries?

En el momento en el que nos sale nuestro primer diente estamos expuestos a tener caries. Por eso es importante limpiar también los dientes de los bebés en cuanto aparecen, para evitar así problemas. También hay que ayudar a los niños para que aprendan la destreza de cepillarse los dientes, ya que hasta los 7 años (más o menos) no tienen habilidad para limpiarse bien los dientes.

¿Cómo saber que tenemos una caries?

Una exploración en el dentista puede detectar manchas o puntos de color blanco tiza o bien pigmentación de color marrón.

Alguna vez has pensado, ¿cómo puede ser que tenga caries si no me duele? Es una pregunta muy frecuente a la que se enfrentan los dentistas. Cuando nace la caries muchas veces no notamos nada, no avisa. Sin embargo, poco a poco va profundizando y comenzamos a notar sensibilidad con alimentos dulces, fríos o calientes, sin llegar a ser dolor. Cuando la caries sigue avanzando y afecta a lo que popularmente conocemos como “el nervio” que correctamente se llama “la pulpa”, generalmente ya si que aparece dolor. Hay veces que si la evolución es muy lenta puede llegar a evolucionar sin dolor, ¡peor porque avanza sin avisar y el problema cada vez es mayor! Lo ideal es detectar las caries cuando ni siquiera tenemos sensibilidad para evitar así su evolución, y que la solución sea un empaste sencillo y pequeño.

¿Por qué se produce la caries?

Varios factores influyen en su aparición:
•Genética: Es cierto que hay bocas más resistentes a la caries que otras, por herencia. De manera que dos personas que se limpian igual de bien los dientes y que toman una cantidad parecida de azúcares no tendrán el mismo número de caries. Por lo tanto hay bocas que requieren una atención mucho más cuidadosa para mantenerlas sanas.
•Higiene: Lo ideal sería cepillarse después de cada comida. Muchas veces a medio día no pasamos por casa y realizar un cepillado se complica. Si no podemos hacerlo, no podemos olvidarnos del cepillado de la mañana y de la noche. Aveces nos preguntamos ¿por qué tengo caries si me limpio todos los días los dientes? Es raro que hoy en día alguien no se cepille a diario los dientes, pero muchas veces no es suficiente. Es necesario también usar complementos como el hilo dental ya que las cerdas del cepillo no entran entre los dientes y ahí también quedan restos. ¿Sabías que el 77,5% de las caries son de origen interproximal?
•Dieta: Todos los alimentos ricos en azúcar modifican el ph de nuestras bocas, volviéndolo más bajo y más ácido, dejando nuestros dientes expuestos a la formación de caries. Por lo tanto, ¿no podemos comer alimentos ricos en azúcar ya que salen caries? Sí se puede, lo que hay que hacer después es un correcto cepillado para que nuestro ph no cambie.

Consejos para prevenir las caries
1.Evitar ingerir alimentos azucarados si después no podemos cepillarnos, tales como caramelos, bebidas carbonatas, bollos, dulces…
2.Cambiar el cepillo dental para que siempre esté en buenas condiones: cada 2-3meses como referencia. Para personalizarlo cuando las cerdas del cepillo estén abiertas como una escoba vieja, ya no es igual de eficaz.
3.El uso del hilo dental previene una de las caries más frecuentes: la interdental
4.Con un correcto cepillado podemos eliminar gran parte (60%) de los restos y la placa bacteriana culpables de producir la caries. Pero, ¿qué pasa con el 40% restante? Se acumula en zonas donde no llegan las cerdas del cepillo, en las zonas interdentales. Para terminar de limpiar estos recovecos es necesario utilizar el hilo dental y a veces el cepillo interdental. Son unos complementos perfectos al cepillado.
5.Poca pasta para que puedas entretenerte y no te incomode y te permita ver bien por donde pasas (tamaño de una lenteja, ¡no de lado a lado del cepillo!)
6.No olvidar que el cepillado que no debemos dejar de hacer nunca es el de después de cenar, la cantidad de saliva baja y la boca se seca y queda más desprotegida.
7.Usar una pasta rica en flúor.
8.Visitar tu dentista cada 6 meses.

Además en NIÑOS….
1.Existe un líquido rosa que tiñe la suciedad de la boca y ayuda a los niños a aprender a cepillarse correctamente.
2.Usar un cepillo de dientes acorde a la edad del niño, al ser más pequeño que el del adulto llega mejor a las zonas posteriores.
3.Selladores en las muelas definitivas en torno a los 6-7 años.

© Proclinic Talento 2018